La importancia de los detalles

 

Hoy me gustaria profundizar un poco en la necesidad de trabajar en los detalles cuando formamos jugadores de baloncesto. Como apuntaba en la entrada de este Blog titulada Enseñando baloncesto – La caja de LEGO, es fundamental dedicar tiempo de calidad a la enseñanza de los fundamentos. Nuestro objetivo como formadores debería ser dotar a nuestros jugadores de los mejores fundamentos posibles, de manera que en el futuro, en categorias superiores y a edad más avanzada, sean capaces de desarrollar otros aspectos del juego, más orientado al conjunto, de manera efectiva y eficiente. Un jugador sin unos fundamentos sólidos sufrirá  situaciones de bloqueo y frustraciones que le impedirán disfrutar del juego.

Trabajando la precisión

El baloncesto exige un alto grado de precisión en algunos de los más importantes fundamentos técnicos, como son el tiro y el pase.

De forma simple podemos definir la precisión como:

“Dado un blanco y un objeto, lanzar éste último lo más cercano al blanco que nos sea posible.”

Trasladado a nuestro deporte quiere decir que cuanto más cerca llegue el balón del blanco elegido, más preciso será nuestro lanzamiento.

uss-nimitz-basketball-silhouettes-sea-69773.jpeg

Vamos a necesitar por tanto siempre un blanco y el objeto a lanzar, en nuestro caso siempre el balón de baloncesto. Sin entrar en el detalle de la enseñanza del gesto técnico en sí, tendríamos:

Trabajo de la precisión en el tiro

En el caso del tiro tenemos varias opciones, que grosso modo podemos agrupar en dos:

Tiro a tabla: Tanto si es un tiro en suspensión como una bandeja, el blanco u objetivo es la esquina superior del cuadro pequeño del tablero más cercana al lanzador. En el caso del tiro en suspensión es conveniente, además, que el balón dé en la esquina cuando se encuentra en trayectoria descendente.

Tiro a aro: Nuestro blanco será en este caso el centro del aro o la parte posterior del mismo.

Trabajo de la precisión en el pase

En el caso del pase se añade una complicación. En el caso del tiro teníamos un blanco estático (el tablero o el aro) mientras que en el pase el blanco es móvil, y de hecho y muy a menudo algo muy dificil de concretar. Aquí es donde interviene la ayuda del jugador que va a recibir el balón, mostrando la mano que va a recibir el balón como “blanco” al que el pasador puede apuntar. De esta manera se simplifica al pasador conseguir un pase preciso.

pexels-photo-305243.jpeg

Modo de trabajo

Como resumen, para conseguir un alto nivel de precisión hace falta:

  1. Una correcta ejecución técnica. El entrenador es el responsable de enseñar y corregir la ejecución técnica hasta que el jugador la domina, explicando los detalles tanto como sea necesario y hacerlo por fases, en caso de que el movimiento sea complejo.
  2. Repeticiones. Una vez que el jugador es capaz de ejecutar correctamente el gesto técnico, debe realizar muchas repeticiones hasta que lo domina.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s